Más sabe el diablo por viejo que por diablo. Concepto de Sabiduría.

La juventud es el momento de estudiar la sabiduría; la vejez, el de practicarla.

Rousseau

Donde no hay viejo, no hay buen consejo.

En diversas culturas antiguas, el llegar a una edad avanzada significaba alcanzar un lugar privilegiado en la comunidad, ya que la entrada a la vejez era considerada una hazaña, les significaba que esta persona había hecho lo necesario para poder alcanzar tal edad y poseía el secreto para lograrlo.

El anciano ahora pasaba a ser parte de un grupo especial, quienes dominaban el conocimiento de la vida y la muerte, los sabios.

Pero ¿La sabiduría llega con la edad o hay más elementos que permitan considerar a alguien como un sabio? Diferentes autores han buscado definir qué es la sabiduría, a continuación mencionaré algunas de las conclusiones a las que se ha llegado.

Guardia viejo no cae en gancho.

Para McKee y Barber(1999) “La sabiduría es una extensión del pensamiento posformal, una síntesis de razón y emoción”. Estas personas son capaces de mediar entre el deseo y el deber, pudiendo mezclar ambas alternativas de tal manera que el resultado sea beneficioso para la persona.

sabiduria

En casa de viejo: no faltará un buen consejo.

Para Robert Sternberg, la sabiduría es una “forma especial de inteligencia práctica con un aspecto moral”, en la cual, escucha los deseos o necesidades, tanto propios como de otras personas y los somete a un juicio de valor, buscando una forma de actuar que sea libre y la solución sea satisfactoria, sin perder de vista las capacidades de la persona, sus límites y cuidando de no traicionar sus principios y valores, que es lo que vuelve diferente la manera en que toma las decisiones, ya que es capaz de ver a la persona y la meta al mismo tiempo, sin perder de vista a una u otra.

Buey viejo mal tira, pero bien guía.

Baltes y su equipo definieron la sabiduría como “El aprendizaje y la práctica en las habilidades y la motivación requeridas para esforzarse por la excelencia”, por lo que la sabiduría envuelve tanto experiencia como el deseo de hacer las cosas de manera correcta.

Para Baltes, la apertura a la experiencia, la creatividad, el pensamiento reflexivo y el razonamiento moral contribuyen a la sabiduría, o sea que un sabio es quien sabe cómo hacer las cosas y se atreve a hacerlas.

Si vemos a la sabiduría como un proceso que requiere cierto tiempo, experiencia y templanza, quien se nos viene a la cabeza con dicha imagen son las personas mayores, que no permiten que el tiempo siga presionándoles.

Así que si usted desea ser considerado como sabio, ya sabe qué características es necesario desarrollar para lograrlo.

Gracias por visitar este blog de Psicología en Querétaro, si te gustó este artículo de psicología del desarrollo agradezco lo compartas en tus redes sociales, si tienes algún comentario con gusto lo leeré.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: