¿Ser padre y mejor amigo? Acerca de la Paternidad

«No puedo pensar en ninguna necesidad en la infancia tan fuerte como la necesidad de la protección de un padre».

Sigmund Freud

padres-e-hijos-09Con la llegada del nuevo bebé cambia la relación entre los individuos, ahora, además de ser pareja, ya son padres, los papeles de ambos cambian y llegan a experimentar sentimientos encontrados de entusiasmo y ansiedad ante el compromiso y la responsabilidad.

Para Lacan, el papel del padre es el de transmisor de la Ley, es quien comunica los valores de la sociedad y delega la tarea de cada miembro en la dinámica familiar.

En generaciones pasadas esta tarea la hacían los padres a través del autoritarismo, del habitual “Porque soy tu padre y yo lo digo”; era común ver que el padre saliera a trabajar mientras la madre se encargaba de la crianza de los hijos y cuando una situación se salía de control, arreglaba todo con un “le voy a decir a tu papá cuando llegue”, momento en el cual comenzaba el miedo del niño hasta que llegara su padre y le regañara o incluso le pegara.

Con la entrada de la mujer al mercado laboral, los gastos del hogar se dividieron, pero no las responsabilidades hacia los hijos.

papa

En la actualidad se puede observar una nueva ola de ideas acerca de la vida como padre, la participación del hombre se ha vuelto más activa en la crianza y el cuidado de los hijos, se ha vuelto más abierta la manera en que se comunica con sus hijos e hijas, recurre a hablar de las situaciones de la familia con todos los miembros y a tomar en cuenta la opinión de todos.

Esta manera de actuar le permite sentirse parte de la familia, sentirse querido en vez de ser temido, ahora ya no es sólo un extraño que se dedica a castigar o premiar a sus hijos, sino que se ha vuelto un amigo que los escucha.

Es importante recordar que un padre puede ser accesible con sus hijos, pero también es primordial que no se pierda el papel de autoridad, que aunque escuche y acepte opiniones de todos, las decisiones finales serán tomadas por él y la madre; en ocasiones la línea entre estas dos posiciones es muy delgada, pero saber establecerla, ayudará al hijo a comprender su rol en la familia y le preparará para poder participar en futuras organizaciones sociales.

Gracias por visitar este blog de Psicología en Querétaro, si te gustó este artículo de psicología del desarrollo agradezco lo compartas en tus redes sociales, si tienes algún comentario con gusto lo leeré.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: